Cuidado de la piel Senvie

¿Pican y arden las hemorroides? Aliviar el picor y el ardor de las hemorroides

Publicado el 09 de septiembre de 2018 por

Compartir esta entrada

¿Le pican y arden las almorranas? Si no está familiarizado con la sensación de picor y ardor que surge repentinamente de su zona anorrectal, impidiendo los movimientos, sus actividades diarias e incluso lo que solían ser posiciones formalmente cómodas, entonces podría ser su primer ataque de hemorroides, o lo que la mayoría de la gente denomina almorranas. 

Las almorranas son una afección anorrectal tan común que casi la mitad de los adultos del Reino Unido la desarrollarán al acercarse a los 50 años de edad o más. 

El estigma que rodea a las hemorroides crea un desánimo social a la hora de hablar de los síntomas y las molestias que surgen cuando se desarrollan las almorranas, y esto desanima a muchos enfermos a buscar consejo médico de sus médicos de cabecera.

Sin embargo, las almorranas que no se tratan pueden empeorar y, aunque no son un trastorno mortal, pueden alterar la vida cotidiana e inducir un gran dolor a quienes luchan contra los brotes recurrentes.  

En muchos casos de almorranas en los que los pacientes no informaron a su médico, fue necesaria una intervención quirúrgica para resolver las columnas hemorroidales hinchadas o eliminar por completo las hemorroides, ya sea mediante procedimientos de grapado, una hemorroidectomía, ligaduras de arterias o bandas, u otros medios de operaciones invasivas. 

Estos procedimientos dejan a los pacientes con largos periodos de tiempo de recuperación necesarios en los que experimentan el dolor y las complicaciones comunes de las cirugías invasivas, y aunque se trata de un intercambio para aliviar las hemorroides, no hay garantía de que sus almorranas no vuelvan a aparecer en el futuro.

Si está empezando a experimentar los síntomas de las almorranas, es mejor tratarlas pronto antes de que se requieran complicadas cirugías que conllevan tiempos de recuperación largos, extenuantes y a menudo dolorosos. 

Los métodos de tratamiento para los síntomas comunes de picor y ardor son mucho más sencillos y menos complicados que incluso los procedimientos no quirúrgicos para las hemorroides.

¿Por qué pican y arden las almorranas? 

Las almorranas se asocian sobre todo con el picor y el ardor, y entender cómo se forman las almorranas puede permitirte comprender por qué y cómo se presentan estos síntomas.

El término "almorranas" describe con precisión el aspecto de esta afección cuando aparece externamente cerca del ano. Estas almorranas son vasos sanguíneos, tejidos y venas, que se han hinchado porque, por la razón que sea, se restringió el suministro de sangre a la sensible zona rectal.

Dado que las hemorroides son las venas rectales que recorren el curso de la parte inferior del recto, ya sea dentro del canal anal o debajo de la superficie de la piel, pueden formarse fuera del cuerpo o internamente, dentro del recto. Las hemorroides internas y las hemorroides externas pueden aparecer simultáneamente, para desgracia de la persona que las padece.

Hay numerosos factores que pueden inflamar los cojines anales; algunos son incontrolables, mientras que otros tienen mucho que ver con la dieta y el estilo de vida. En el caso de las hemorroides, ya sean internas o externas, quienes las padecen tienden a experimentar casi siempre los mismos síntomas, y por eso, cuando muchos pacientes explican sus síntomas a su médico de cabecera, éste sabe que es muy probable que las hemorroides sean las culpables.

Las almorranas internas, sin embargo, tienden a notarse sólo por el único síntoma de sangrado rectal indoloro, pero ocasionalmente, las almorranas internas pueden presentar un picor anal de leve a severo.  

Cuando las hemorroides internas se prolapsan, existe un riesgo mucho mayor de padecer prurito ani, ya que la base de la columna hemorroidal puede atraer y acumular cepas de partículas procedentes de las heces, mucosidad y secreción rectal, lo que empeora el picor anal.

La inflamación de las venas y la acumulación de vasos sanguíneos en la zona anorrectal son también la causa de la sensación de ardor que producen las hemorroides. La sensibilidad cerca y alrededor del ano aumenta, especialmente cuando se han formado almorranas externas, y estos bultos gomosos palpitan, duelen y pueden arder debido a la interferencia del flujo sanguíneo. 

Las almorranas externas son las más dolorosas de las dos porque hay más terminaciones nerviosas presentes debajo de la piel fuera de la zona rectal en comparación con el interior del recto, donde hay una ausencia de terminaciones nerviosas que detectan el dolor. 

En el caso de las almorranas externas, es posible que estés más atento a la sensación de picor y ardor que en las internas.

¿Cómo se producen las almorranas que pican y arden?

Los vasos sanguíneos, los tejidos conectivos y las arterias que recorren los canales venosos para suministrar la abundante sangre sufren especialmente cuando hay problemas de esfuerzo, como el estreñimiento, el parto e incluso el levantamiento de objetos pesados. 

El esfuerzo ejerce una tensión excesiva en las venas anorrectales, lo que interrumpe el flujo de sangre a las zonas necesarias que rodean el recto y la región anal, y por lo tanto da lugar a la inflamación conocida como almorranas. 

Las personas con sobrepeso también pueden desarrollar almorranas. El exceso de peso ejerce una presión innecesaria sobre las venas anorrectales, lo que conduce a la aparición de inflamación y almorranas, tanto internas como externas. 

Del mismo modo, el embarazo y el continuo crecimiento del útero restringen las venas de la zona anorrectal, provocando hemorroides prevalentes o recurrentes.

Los investigadores y científicos siguen buscando la verdadera razón por la que las hemorroides son una afección tan frecuente, especialmente entre los adultos mayores. Algunos plantean la hipótesis de que, a medida que envejecemos, los tejidos se debilitan y dejan de sostener las venas y arterias esenciales de la zona anorrectal, lo que conduce al desarrollo de las frustrantes almorranas, tanto internas como externas.

Las personas que se acercan o superan los 50 años son más propensas a padecer hemorroides que las más jóvenes, pero esto no significa que las almorranas no se desarrollen en adultos jóvenes y niños. El estreñimiento es un factor determinante, y muchas personas, independientemente de su edad, luchan contra el estreñimiento crónico. 

Otras cuestiones que implican enfermedades y afecciones gastrointestinales, como la enfermedad de Chron, la diverticulitis, el síndrome del intestino irritable (SII) o la enfermedad celíaca, desempeñan un papel esencial en los hábitos de aseo, que pueden determinar el desarrollo de las hemorroides. 

La genética familiar también influye en la sensación de picor y ardor, así como en la frecuencia de las formaciones hemorroidales. 

Si los miembros de su familia son propensos a padecer almorranas, es posible que usted también lo sea, incluidos todos los síntomas que las acompañan, como el picor y el ardor. 

Aunque pueda parecer casi imposible frenar los brotes de almorranas debido a los antecedentes genéticos, hay muchos métodos que puedes poner en práctica para evitar que se formen almorranas interna y externamente.

Qué hacer para aliviar el picor y el ardor 

El picor y el ardor pueden ser extremadamente molestos para las actividades diarias e incluso impedir los movimientos regulares y las posiciones de pie o sentadas. Con las almorranas, especialmente las externas, parece que todo se vuelve diez veces más difícil y doloroso de conseguir. 

El picor y el ardor son los dos síntomas más comunes de las almorranas, pero, por suerte, hay muchos medios que ayudan a aliviarlos para retomar la rutina diaria.

Los tratamientos tópicos diseñados para el alivio de las hemorroides son un excelente método casero para tratar el picor y el ardor. Siga las instrucciones indicadas en las etiquetas del producto que elija para aliviar las hemorroides.  

Los supositorios, las toallitas y las cremas pueden utilizarse para tratar las almorranas y aliviar temporalmente los síntomas. Muchos de estos tratamientos deben utilizarse después de la defecación, pero es fundamental seguir las instrucciones para su mejor uso. 

¿Qué recomiendan los médicos para las hemorroides que pican y arden?

Es probable que su médico de cabecera le aconseje que tome un baño de asiento. Existe la creencia generalizada de que sumergiendo la zona anorrectal en agua caliente durante quince o veinte minutos al día se puede reducir el dolor de los síntomas de picor y ardor, así como la inflamación de las venas rectales hinchadas. 

Con agua caliente, y los aditivos de las sales de Epsom, aceites esenciales y otros productos de baño calmantes, puedes al menos aliviar temporalmente el picor y el ardor de tus almorranas.

Lo más importante es la modificación de su dieta y estilo de vida, como seguramente le informará su médico de cabecera. 

Sólo modificando su dieta a una más fibrosa y su estilo de vida para adaptar mucho ejercicio e hidratación puede prevenir realmente la aparición de hemorroides. 

Su médico de cabecera puede recomendarle que tome un suplemento hemorroidal o un suplemento de fibra para compensar su dieta y producir heces más blandas y voluminosas que contengan más humedad y sean más fáciles de expulsar, reduciendo la probabilidad de hacer esfuerzos.

En definitiva, sí, las almorranas pican y arden, pero existen numerosos métodos de tratamiento que puede probar en la comodidad de su hogar para reducir estos molestos y perturbadores síntomas. 

Hablar con su médico de cabecera e intentar algunos remedios usted mismo puede disminuir estos síntomas y hacer que sus almorranas sean más manejables.  

Por favor, sé amable y califica este post 😀 .

Entradas relacionadas

Hemorroides y parto
Hemorroides y parto
El embarazo, el parto, son momentos emocionantes en la vida de una futura madre. Pero no todas somos iguales, algunas...
Leer más
Las 10 mejores cremas para hemorroides con receta médica
Las 10 mejores cremas para hemorroides con receta médica
Aunque muchos pacientes han tenido que lidiar con las hemorroides en algún momento de su vida, la condición es una que nadie...
Leer más
La solución para las hemorroides de Melissa Thanderski: Una revisión
La solución para las hemorroides de Melissa Thanderski: Una revisión
Cuando un producto promete deshacerse de las hemorroides en 48 horas, es comprensible que te sientas un poco...
Leer más

Más mensajes

Previous Post Next Post →

0 comentarios

Deja un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación

Buscar en nuestra tienda